conducir-con-viento-grande-

Aprende a conducir con viento

conducir_con_viento-pequeña

En este blog, ya lo sabes, siempre tratamos de ofrecerte los mejores artículos para evitar que acabes con un coche accidentado o con un siniestro. Por ello, te hemos dado trucos y consejos acerca de cómo conducir con niebla, con nieve o con lluvia, por ejemplo. En esta ocasión, toca el viento.

Y es que el viento, además de peligroso, es uno de los fenómenos meteorológicos más incómodos a la hora de conducir. Además de que impide mantener la trayectoria es impredecible ya que no suele actuar con la misma intensidad, sino que lo hace de forma racheada.

En este tipo de situaciones, lo mejor es empezar reducir la velocidad, bajando una marcha, y aumentar la distancia de seguridad. Además, ya que el viento llega de forma racheada es fundamental coger el volante con firmeza para evitar tirones.

Ten cuidado en los adelantamientos y túneles, ya que si el viento es fuerte, tras estar “resguardados” tras un camión en un adelantamiento, o si salimos de un túnel el coche puede verse desestabilizado repentinamente.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>