coche rojo grande

Cambiemos el color del coche

coche-pintado-pequeña-defni

Por funciones estéticas o, también, para tapar rozaduras, el cambio del color del coche puede ser una buena opción. Hay que saber que se trata de un proceso difícil, si queremos que quede bien, por lo que lo más recomendable es que lo dejemos en manos de especialistas si no estamos seguros.

Por supuesto, hay que empezar limpiando el coche en profundidad, sobre todo, por fuera, eliminando toda la suciedad que pueda haber quedado incrustada en la pintura.

A continuación, desmontaremos todas aquellas partes que pintaremos por separado o bien que no necesitan ser coloreadas como las luces, las placas de matrículas, el parachoques y la tapa del maletero.

Después, taparemos con plásticos las lunas, las ruedas y otras zonas de la carrocería que no queremos pintar. Necesitamos una pistola adecuada y la protección necesaria para evitar inhalar tóxicos y gafas.

Un vez secada la carrocería, pintaremos las piezas que hemos desmontado y que lo necesiten. Cuando todo esté seco, retiramos los plásticos protectores y colocamos las piezas.

Además, es importante comunicar a la DGT y a nuestra compañía de seguros de este cambio.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>