Hibridos

El auge de los vehículos híbridos

Antes de nada, hay que aclarar el concepto de “coche híbrido”. Es el que combina un motor de combustión con uno o más motores eléctricos y una batería adicional a la convencional que se encarga de almacenar la electricidad. Y, por supuesto, existen varios tipos de híbridos en el mercado. Como curiosidad, podemos reseñar que el Toyota Prius fue el primer híbrido producido en serie en 1997, aunque llegó a Europa en el año 2000.

Estos híbridos, llamados también convencionales, combinan un motor de combustión de gasolina asociado a un motor eléctrico y pueden funcionar en modo 100% eléctrico en momentos específicos. Por ejemplo, en la salida de un garaje, o en algunos tramos de ciudad siempre que no se supere los 40 o 60 kilómetros por hora.

Dentro de los híbridos convencionales, también empiezan a aparecer en el mercado los que combinan un motor diésel con un motor eléctrico. Son más complejos y caros de fabricar por eso han tardado más en aparecer. El grupo PSA (Peugeot-Citroën) fue el primero en fabricar en serie esta combinación.  Sin duda, su mayor ventaja es que consiguen valores de consumo y emisiones más bajos.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>