revision-aceite-grande-derf

Tu coche casi “eterno” (I)

pulir-faros-pequeña-defini

Tener tu coche al día con sus cambios de aceite correspondientes y siempre revisado te ahorrará muchos dolores de cabeza en tiempo y dinero, ya que evitará que, cuando vayas al taller, el precio del arreglo te salga excesivamente caro. Así, además, evitarás coches accidentados o siniestros y podrás mantener tu coche casi “eterno”.

La vida del motor depende, en gran medida, de la calidad del engrase. En cada revisión hay que sustituir el aceite y entre ellas verificar el nivel, a ser posible cada 15 días, chequeando que quede entre las marcas de la varilla, y su filtro.

Sobre el líquido de frenos, 80.000 kilómetros son razonables para cambiarlo. Cada 30.000, haz lo propio con los filtros de aire, combustible y polen. Otra cosa: el líquido refrigerante es barato y si no hay fugas casi “eterno”, como el de la dirección asistida.

En cuanto a los faros, ten en cuenta que al ir en posición frontal, el alumbrado acusa el paso del tiempo. Para no perder su eficacia, pulir el exterior del faro en centros especializados es razonable y asequible: unos 20 euros la unidad.

Por supuesto el sistema de frenado es esencial: mejor no apurarlo, aunque cualquier coche lleva un testigo en el cuadro que avisa de la urgencia en sustituir las pastillas. Usarlas más de lo debido degrada los discos, y los gasta de forma irregular. Te aconsejamos consultar su estado cada 20.000 kilómetros, pero no existe un baremo universal: depende del uso del coche, ya que no es lo mismo circular por ciudad o afrontar con frecuencia descensos.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>